El impulso de la FP requiere mejorar las condiciones laborales de su profesorado

UGT considera que la Formación Profesional ha de ser una de las bases de la educación en una sociedad moderna, imprescindible para la mejora de la productividad y punto clave para la construcción de un nuevo modelo productivo más sostenible y diversificado.

La Formación Profesional ha de formar profesionales con capacidad de innovación, con dominio de las nuevas tecnologías y con capacidad para poder moverse profesionalmente tanto en el entorno nacional como en el europeo e internacional. Además, estas enseñanzas han de ser flexibles para adaptarse a los nuevos sectores, sin abandonar la actualización que precisan los tradicionales.

Tanto el informe Monitor de la Educación y Formación 2017 como las recomendaciones específicas por país del Semestre Europeo piden a España que aborde la necesidad de modernizar la formación y adaptarla para mejorar las capacidades de los jóvenes al mercado laboral y  aumentar el atractivo de los programas de FP.

Según datos del Ministerio de Educación en España, la tasa de titulados en FP en el 2015 era de un 30,4% mientras que la media en la OCDE y UE22 era de 44,2% y 48,9% respectivamente.

Otros datos a tener en cuenta y que siguen confirmando el menor atractivo de la FP para el alumnado español, aparecen recogidos en el documento Panorama de la Educación 2017. Al analizar el porcentaje de población de 15 a 19 años que está matriculado en programas generales frente al alumnado que lo está en programas profesionales se observa que, en España, un 47% de esta población está matriculada en Bachillerato, mientras que el porcentaje de población matriculada en FP representa tan solo un 12% frente a un 29% en la UE22 y un 26% en la OCDE.

Estas cifras confirman lo que UGT viene defendiendo, la necesidad de modernización y mejora de nuestro sistema de formación profesional, pero también del reconocimiento de su calidad y el potencial formador que tiene en la actualidad.

Formación profesional, condiciones laborales del profesorado de FP, horas lectivas FP estudio UGT, Enseñanza UGT, Enseñanza UGT Ceuta

El impulso de la FP requiere mejorar las condiciones laborales de su profesorado

Por ello, el Sector de Enseñanza de FeSP-UGT reclama, entre otras medidas:
•    Recuperación de las 18 horas lectivas.
•    Recuperación de horas de tutoría para Formación en Centros de Trabajo (FCT), de la hora de tutoría con el grupo y de las destinadas a apoyo a talleres.
•    Reducción de las horas lectivas para poder llevar a cabo nuevos proyectos, programas, coordinación, así como para otras funciones y desplazamientos.
•    Reconocimiento como horario lectivo de las Jefaturas de Departamento, así como permitir que pueda ejercer dicho cargo el profesorado técnico de FP.
•    Formación y actualización específica, con dotación de crédito horario y económico.
•    Reducción de ratios a 25-20 alumnos, en ciclos formativos de GM y GS, de 15 en FPB, en función de los riesgos laborales, las condiciones de seguridad en los talleres y  necesidades de atención al alumnado.
•    Establecimiento de una normativa específica a nivel estatal para regulación de la FCT (itinerancias, dietas, carga y reducciones horarias).
•    Fomentar la FP con acciones que la visibilicen, dignifiquen y mejoren su imagen, especialmente en aquellos ciclos formativos de elevada empleabilidad y baja  demanda.
•    Regulación de la situación de los actuales PTFP ante el requisito del Formación de Master de Profesorado.
•    Aplicación de la normativa de Salud Laboral en la FP, sobre todo, por  los riesgos que hay en las aulas taller.

Informe: Horario del profesorado de Formación Profesional de las comunidades autónomas. Singularidades

Enseñanza UGT

Comentarios