Los Presupuestos del Gobierno en Educación son insuficientes y no contrarrestarán los recortes de años anteriores

La educación no parece estar entre las prioridades de este Gobierno y de los partidos que han apoyado su proyecto de Presupuestos para 2018.

Para Enseñanza-UGT, "estos presupuestos no van a mejorar el deterioro de las condiciones de trabajo, ni la pérdida del poder adquisitivo, ni la recuperación de todo el empleo público destruido, ni van a tener un papel de contención contra los recortes que han hecho desaparecer tantas acciones educativas fundamentales y cuyos efectos sobre las condiciones laborales del profesorado y sobre el sistema educativo público siguen siendo enormemente graves". Destaca especialmente la reducción presupuestaria de programas fundamentales como los de Educación Secundaria, Formación Profesional y Escuelas Oficiales de Idiomas.

Por ello, UGT demanda al Ejecutivo "revertir la situación de unos Presupuestos que no solo son insuficientes sino que no van a contrarrestar los recortes de los años anteriores, así como acercar el PIB en educación a la media europea, situada en el 5%". De no ser así, la pérdida total de inversión en educación acumulada durante los últimos años ascendería a 6.500 millones de euros si a la reducción de inversión presupuestaria se añaden los más de 3.000 millones suprimidos con los recortes.

Viñeta de Eneko de las Heras

La partida presupuestada para 2018 por el Gobierno de Mariano Rajoy sigue muy lejos todavía de los 3.092 millones de euros destinados a educación en 2010, antes de los recortes, lo que nos sigue colocando en cifras de hace nada menos que diez años. UGT asegura que en España se han dejado de invertir 3.676 millones en política educativa desde 2011, una cifra que se sitúa por encima de lo destinado en cualquier presupuesto anual para Educación.

En otro orden de cosas, el presupuesto destinado a Formación Permanente del Profesorado ha disminuido en casi 50 millones de euros, entre 2011 y 2018, lo que supone un 94,83 % menos para nuestro sindicato, que reclama un mayor esfuerzo inversor para mantener la enseñanza en las mejores condiciones de equidad y calidad. Denunciamos, por tanto, que el programa de Formación Permanente del Profesorado, fundamental y necesario en cualquier sistema educativo, ha sufrido unos recortes drásticos, quedando casi anulado al pasar de los 52,33 millones de euros previstos para 2011 a los 2,7 de 2018.

Destaca también el sindicato, el descenso de la partida destinada a Educación Compensatoria -70,8 millones hace siete años y 4,54 en el presente ejercicio, un 93,5 % menos-, cuando su objetivo es contribuir a una mayor igualdad de oportunidades educativas y disminuir los efectos de las desigualdades derivadas de carencia de origen social, cultural y educativo.

A nuestro juicio, también son insuficientes las partidas destinadas a Enseñanzas Universitarias, con un descenso del 67,7 % desde 2011; Enseñanzas Artísticas, con un 44 % menos y Educación Infantil y Primaria, que decrece en un 37,6 %.

Comentarios