La demostración de que tenemos un serio problema con la educación en España es nuestra clase política

Una vez más, la demostración de que tenemos un serio problema con la educación en España es nuestra clase política.

Nos vemos en la obligación de insistir en la idea de incorporar una nueva asignatura a todos los escolares de este país, una asignatura formativa que lleve por título ‘Qué seré si llego a mayor’. Pero no sólo eso, también desde aquí, y como demostración de nuestro compromiso con España, vamos a dar soluciones. Concretamente cuatro:

Primero: Queridos alumnos españoles, a pesar de lo que oigáis estos días es importante ir a clase, el acto de ir a clase demostraría compromiso, dedicación y entrega. Si hay que ir se va.

Viñeta de Bernardo Vergara en eldiario.es

Segundo: De la misma forma y manera también es importante presentarse a los exámenes, los exámenes seguirían siendo oportunos para demostrar que habéis entendido algo de las distintas asignaturas que formarán parte cada uno de los ciclos formativos a los que os enfrentaréis en vuestra camino curricular.

Tercero: También a pesar de lo que oigáis estos días es importante ir cuando empieza el curso y dejar de hacerlo cuando acaba (así funcionan las cosas). De manera que cumpliendo las más fundamentales normas de rutina, sin olvidar las de higiene, dentro de un tiempo podréis enmarcar el título o el acta que daría validez a vuestros estudios, y así poder salir a buscaros la vida a otro país, ya que de esa manera podréis marcharos con la cabeza muy alta, algo que os servirá para encajar bien el gorro de la cadena de franquicias de comida o bebida donde acabaréis trabajando.

Finalmente, cuarto, y el mensaje es para el conjunto de la población, las cosas son lo que parecen... Las señales, los modos, las formas confirmarían lo que sospechábamos: somos idiotas.

Editorial de Toni Garrido en el programa Hoy por hoy, de la Cadena Ser (05/04/2018)

Comentarios