UGT denuncia la intención de Ciudadanos de entregar los servicios públicos a la empresa privada

Este lunes, el portavoz de Ciudadanos de Extremadura, Cayetano Polo, solicitó una reforma profunda del Sector Público con el objetivo de “recuperar espacio para el talento y la iniciativa privada”. Desde la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos de la UGT mostramos nuestra más enérgica protesta a estas declaraciones, que si bien están en la línea liberal que Ciudadanos preconiza, es diametralmente opuesta a la manera de entender la política que tenemos en UGT.

Durante los últimos años de gobierno de la derecha, los servicios públicos han sido recortados sistemáticamente, y con ellos los derechos tanto de los trabajadores del sector como los de los ciudadanos que reciben los servicios. ¿Es este el pensamiento y la ideología de ciudadanos? ¿Es esta la nueva política a la que hacen referencia?

Cuando hablamos de reducción de la administración pública hablamos de reducción en educación, sanidad, servicios sociales, dependencia, ayuda a las víctimas de violencia de género, y también limpieza viaria, recogida de residuos, policías, bomberos… Por otra parte, el acceso al empleo público está regulado por ley  atendiendo a los principios de publicidad, igualdad, capacidad y mérito. UGT siempre ha defendido un modelo que garantice unos servicios públicos con garantías y calidad, que cohesionen nuestro Estado y que generen una riqueza destinada al bien común.


Los recortes en servicios públicos y la privatización de los mismos recaen sobre los hombros de los trabajadores y trabajadoras que ven disminuidos sus derechos y sus salarios y en la ciudadanía en general, que sufre su deterioro en listas de espera, ratios insuficientes, o caos circulatorios motivados por un temporal. Esta política marcadamente liberal de Ciudadanos va a dinamitar los Servicios Públicos y el Estado del Bienestar de nuestro país.

Una política que aboga por la privatización de los Servicios públicos y la pérdida de la  universalidad de los mismos profundizará en la brecha social, porque son los servicios públicos y sus trabajadores los que garantizan la equidad y la igualdad de trato de todos los ciudadanos y ciudadanas.

“Quién tenga dinero que se pague la educación, la sanidad, la dependencia. Quien no pueda, que se quede en la cuneta”. Este es, en otras palabras, el mensaje que nos lanza Ciudadanos. Desde UGT no podríamos estar más en desacuerdo con esta consigna y lamentamos profundamente que esta sea la idea-guía de un partido que tiene cada vez más protagonismo en la vida política de nuestro país.

Reducir los servicios públicos a la mínima expresión y consolidar estos como nicho de negocio para la empresa privada es algo que desde la FeSP-UGT denunciaremos y combatiremos. Están en juego la calidad del empleo y la calidad de vida de los habitantes de nuestro país.

Comentarios