Valoración de FeSP-UGT ante las insuficientes enmiendas del PP al polémico artículo 19.2

La redacción original del artículo 19.Dos, 2º párrafo, del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017, de aprobarse en sus actuales términos (limitación de todas las modalidades de interinidad a 3 años), provocaría graves problemas de gestión de los recursos humanos en distintas Administraciones, generando una rotación indiscriminada y abusiva de personal interino cada 3 años. 

a) Limitar a 3 años todas las modalidades de interinidad: Un error por parte del Gobierno que puede generar graves consecuencias en los derechos del personal temporal y en la correcta prestación de los Servicios Públicos

Si bien es cierto que una de las exigencias tradicionales de la FeSP-UGT persigue la eliminación de las bolsas de temporalidad y su extensión en el tiempo (longevidad), consideramos existen otras medidas menos drásticas y cortoplacistas que las planteadas por el Gobierno en el Proyecto de Ley.

En este sentido, venimos planteando la aplicación de los artículos 10.4 (inmediatez en la convocatoria de las plazas vacantes ocupadas por personal interno) y 70.1 del EBEP (plazo máximo de las OEP en tres años y convocatoria de un 10ª adicional de las plazas comprometidas); también el artículo 9.3 (conversión de plazas temporales en estructurales si más de 12 meses en dos años). Preceptos, al menos los del EBEP, suspendidos por el Tribunal Supremo en sentencia con fecha 2/12/2015.

Pero claro, las modalidades de interinidad/temporalidad son muy diversas y variadas, lo que puede provocar que, justificadamente, alguna de ellas se extienda más allá de las previsiones legales comentadas y de los 3 años que plantea el Gobierno:
  • Interino por vacante.
  • Interinos sustitutos de plazas con titulares (excedencias, bajas, etc.).
  • Contrato de relevo vinculado a jubilación parcial anticipada (puede ser de 4 años).
  • Contrataciones derivadas de la Ley Orgánica 6/2001 de Universidades y Ley 14/2011, de la Ciencia y la Tecnología.
De ahí la confusión e inseguridad que la propuesta del Gobierno está generando en miles de funcionarios/trabajadores temporales. Pues puede llevar a la nefasta interpretación que, de entrar en vigor la previsión original del Gobierno, provoque su cese/despido al transcurrir 3 años, (salvo que la medida se aplicase a partir de la fecha de entrada en vigor de la Ley, y no afecte a los nombramientos/contratos celebrados con anterioridad a la misma). 

b) Una redacción original que genera inseguridad jurídica y confusión

La preocupación mostrada en el anterior apartado tiene su fundamento en la redacción original siguiente:

No se podrá proceder a la contratación de personal temporal, así como al nombramiento de personal estatutario temporal y de funcionarios interinos excepto en casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables que se restringirán a los sectores, funciones y categorías profesionales que se consideren prioritarios o que afecten al funcionamiento de los servicios públicos esenciales.

La duración del contrato o del nombramiento no podrá ser superior a tres años, sin que puedan encadenarse sucesivos contratos o nombramientos con la misma persona por un período superior a tres años, circunstancia esta que habrá de quedar debidamente reflejada en el contrato o nombramiento. No obstante, lo previsto en el párrafo anterior no será de aplicación a las modalidades particulares de contrato de trabajo contempladas en la Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades, en la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación o en cualesquiera otras normas con rango de Ley, cuando estén vinculadas a un proyecto específico de investigación o de inversión de duración superior a tres años, circunstancia ésta que habrá de quedar debidamente reflejada en el contrato, de conformidad con lo establecido en la Disposición Adicional décima quinta del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre.

Las actuaciones irregulares en esta materia por parte de los órganos de personal competentes de cada una de las Administraciones Públicas y de las entidades que conforman su sector público institucional darán lugar a la exigencia de responsabilidades de acuerdo con la normativa vigente en cada una de las Administraciones Públicas.

Esta regulación (mediante idéntica redacción) se hace extensiva a las Sociedades Mercantiles Públicas, Fundaciones Públicas y Consorcios Públicos (Disposiciones Adicionales 15ª, 16ª y 17ª, respectivamente). 

c) Una enmienda insuficiente que sólo resuelve el problema parcialmente (en la contratación laboral)

Para intentar corregir la confusión creada, el Grupo Parlamentario Popular propone una enmienda concreta al respecto (en rojo la modificación):

“La duración del contrato, en su modalidad de obra o servicio, o del nombramiento (temporal) no podrá ser superior a tres años, sin que puedan encadenarse sucesivos contratos o nombramientos con la misma persona por un período superior a tres años, circunstancia ésta que habrá de quedar debidamente reflejada en el contrato o nombramiento.”

Desde FeSP-UGT la consideramos insuficiente, pues sólo ofrece solución a la contratación laboral temporal, al circunscribir el período máximo de tres años al contrato de obra o servicio (algo que vemos lógico), liberando así a los contratos laborales de interinidad y de relevo.

Sin embargo, al mantener la expresión “nombramiento” referida a personal funcionario/estatutario interino, permanece gran parte del problema (interinos por vacantes y sustitución). 

e) Propuesta FeSP-UGT: Resulta necesario excluir de manera expresa, además, los nombramientos interinos por vacante y sustitución

Por consiguiente, planteamos la siguiente propuesta: La enmienda del PP se debe completar con alguna de estas (por orden de preferencia) dos premisas:
  • Supresión de la expresión “o nombramiento” concepto que alude al personal funcionario y estatutario interino, en todas sus modalidades.
  • Incluir que el nombramiento está referido, exclusivamente, a las modalidades de personal interino recogidas en el artículo 10. letra c) del EBEP (programas de carácter temporal); y el artículo 9.3 (personal estatutario eventual) del Estatuto Marco (Ley 55/2003). 

f) Conclusión: Una propuesta (redacción) desafortunada ante la que hay que ser cautos e intentar corregir, pero sin generar un alarmismo injustificado

Conforme a lo expresado hasta el momento, consideramos oportuno realizar las siguientes conclusiones:
  • Estamos hablando de un Proyecto de Ley. Una previsión normativa que no está en vigor.
  • Se están llevando a cabo las tramitaciones oportunas (en sede Parlamentaria y en Mesa de Negociación) para que el Gobierno rectifique.
  • Con el actual marco normativo en vigor, el personal interino goza de suficientes garantías para permanecer más de 3 años en el desarrollo de sus actuales funciones.
Gabinete Técnico Federal FeSP-UGT

Comentarios