Diez razones para decir NO a las reválidas

FAMPA Ceuta esgrime diez razones para decir NO a las reválidas:

1. Son propias de un modelo pedagógico arcaico. Un modelo basado en una sucesión continua de exámenes concebidos como barreras que pretenden impedir a la mayor cantidad posible de alumnado que pueda ejercer el derecho a la educación. Fueron eliminadas en nuestro país en 1970 por ser consideradas una nefasta práctica que impedía la permanencia en la educación de la mayoría del alumnado.

2. Nuestros hijos e hijas quedarán fuera del sistema. Buena parte del alumnado, aunque tenga todas las enseñanzas superadas, quedará fuera del sistema educativo. Sin títulos a los que tiene derecho, su futuro académico y laboral se verá gravemente afectado.

3. Deslegitiman al docente al cuestionar la evaluación continua. Su función queda minusvalorada y puesta en tela de juicio. Además, hacen emplear un tiempo valioso en su preparación, obligando a desvirtuar los objetivos primordiales de la educación.

4. Son realizadas por personas ajenas que no conocen a nuestros hijos e hijas. No conocen las características de cada alumno o alumna, generando además un estrés innecesario a quienes se sometan a las pruebas porque se lo jugarán todo en ellas. La nota que saquen determinará su futuro. Estas pruebas pueden tirar a la basura el trabajo de un mínimo de trece años para el título de la ESO y de quince para el de Bachillerato.

5. Les negarán una titulación a nuestros estudiantes. Las reválidas son un método de negación de la titulación que no existe al finalizar la Educación Secundaria Obligatoria en ningún país de nuestro entorno. En estos países tampoco al finalizar el Bachillerato se niega el título a quienes hayan superado todos sus estudios, ni el acceso a estudios superiores.

6. Frenan el acceso al Bachillerato y la Universidad. Las reválidas solo tienen un objetivo: impedir que acceda al Bachillerato y luego a la Universidad un porcentaje tan alto como en la actualidad. Forma parte del recorte del derecho a la educación pública y del ataque a nuestro precario Estado del Bienestar.

7. Están cuestionadas por toda la Comunidad Educativa. Las reválidas han sido cuestionadas seriamente por todos los sectores de la Comunidad Educativa, así como por muchos gobiernos autonómicos y la inmensa mayoría de los responsables políticos.

8. Buscan un negocio para unos pocos. Las reválidas permitirán un suculento nuevo negocio para empresas que se quieran dedicar a presentarse a concursos para que les encarguen su realización. Es solo mero negocio para unos pocos a costa del sufrimiento de una parte importante de la sociedad.

9. Se han convocado sin conocer cómo se harán y sin tiempo de preparación. Las reválidas, además, ni tan siquiera han sido desarrolladas a tiempo para que el alumnado sepa de qué se le examinará, ni para que el profesorado sepa cómo ayudarle. Son una auténtica chapuza legislativa que genera indefensión e inseguridad jurídica al alumnado.

10. Luchamos por la educación de nuestras hijas e hijos. Las reválidas nos ponen ante una disyuntiva: o defendemos los derechos de nuestros hijos e hijas, o puede que tengamos que pedirles disculpas toda la vida por no haberlo hecho.

FAMPA Ceuta

Comentarios