Trece consejos para la defensa de la Programación y de la Unidad Didáctica en las oposiciones docentes

Autor: Carlos Antón Torregrosa, catedrático de metafísica comparada y famoso mundialmente por la defensa de su extraordinaria tesis "La patata y el otro"

1- Se dispone de una hora a distribuir por el opositor. Se recomienda llevar un reloj y dejarlo en la mesa...

2- Para la encerrona, se puede utilizar un folio por una cara en la que se recogerá, a manera de chuleta, un índice (guión) sobre los aspectos de la unidad que se vaya a defender.

3- Aunque la programación se puede tener en la mesa para su defensa, cuanto menos se lea mucho mejor... incluso si se utiliza como un mero guión, miel sobre hojuelas. NO CONVIENE LEERLA porque se da la imagen que no se domina lo que se defiende.

4- Cuanto menos fechas, Reales Decretos y BOEs se meten, mejor... Estos datos son farragosos para el tribunal y no hay por qué saberlos de memorieta.

5- Tanto en una como en otra parte, se valora la originalidad, la contextualización y la atención a la diversidad.

6- La defensa de la unidad didáctica debe estar llena de contenido. No es otra programación (un médico explica una enfermedad poniendo ejemplos, justificando su tesis, en qué va a consistir la operación, los efectos secundarios...). El tema siempre es el protagonista, aunque haya que hacerle una autopsia en la mesa de exposición del opositor.

Viñeta de Jijo Limón

7- No "comerse el coco" si el tribunal hace o no hace preguntas. No es ni buena ni mala señal. Las cuestiones se plantean para aclarar ideas expuestas y nunca suelen tener carácter inquisidor.

8- Es conveniente engarzar el tema de la exposición con otros temas del currículo B para ofrecer un "corpus temático compacto".

9- Se valora la originalidad, pero sin pasarse... Que sea una originalidad científica, heurística, pedagógica y motivadora.

10- Ser uno mismo SIEMPRE. No tratar de sorprender al tribunal con alharacas innecesarias. LA AUTENTICIDAD ES UN VALOR FUN-DA- MEN-TAL.

11- Transmitir seguridad y pasión, creerse a rajatabla lo que uno va a defender. Decía el filósofo Savater "Si no me apasiona, soy un desastre".

12- A libre criterio, deberían dejar estar sentado o de pie, utilizar la pizarra...hacer lo que hacéis HABITUALMENTE.
.
13- Queda genial y es muy agradecido ENTREGAR UNA COPIA DE LA PROGRAMACIÓN A CADA MIEMBRO DEL TRIBUNAL para que pueda seguir la defensa sin ninguna dificultad.

Bueno, colegas... estos son mis conejos (consejos) extraídos de mi chistera...

ABRAZOS A TODOS Y A TODAS, Y MUCHA, PERO QUE MUCHA 💩

Carlos Antón Torregrosa

Comentarios