Análisis del Real Decreto 1058/2015 por el que se regulan las pruebas de la evaluación final de Primaria

FETE-UGT considera que las pruebas de evaluación final de Primaria no van a proporcionar una información fiable y rigurosa sobre el grado de competencias adquiridas por el alumnado, ya que no se tiene en cuenta la  evaluación continua y solo se contemplan los resultados de esta única prueba externa.

El sindicato defiende una evaluación formativa, diagnóstica, orientadora y continua a lo largo del proceso de aprendizaje, con el fin de detectar los progresos y las dificultades, analizar las causas y reconducir los desajustes que se vayan presentando en el alumnado.

Para FETE-UGT las evaluaciones externas han de ser de diagnóstico. Han de contar con la participación y colaboración en ellas de los centros y el profesorado, permitiendo el desarrollo posterior de planes de actuación y mejora que contemplen medidas específicas. Las pruebas han de estar conexionadas con el currículo y no se deben utilizar para establecer clasificaciones.

La evaluación no puede tener en ningún momento un carácter de control, sancionador y/o excluyente. Se puede confundir evaluar con examinar, si solo se contemplan como medida de evaluación las pruebas que se apliquen al alumnado, centradas únicamente en la valoración de los aprendizajes y dejando fuera otros procedimientos de evaluación.

La ley actual potencia las pruebas externas y estandarizadas como muestra principal de evaluación y rendimiento del alumnado. Este tipo de evaluación basado únicamente en una prueba externa devalúa el trabajo realizado por el alumnado y el profesorado durante todo el proceso de aprendizaje, va en contra de la evaluación continua y se puede correr el riesgo de centrar el trabajo diario con el único fin de la superación de dicha prueba. Además es la manera más eficaz de segregación del alumnado y de competitividad entre los centros, si con los resultados se elaboran rankins.

Las características de las pruebas reguladas en este Real Decreto serán las siguientes:

- Se realizarán estas pruebas externas al finalizar sexto curso de Educación Primaria a todo el alumnado de todos los centros docentes.

- La evaluación tendrá carácter censal y será individualizada.

- La evaluación final en esta etapa pretende comprobar el grado de adquisición de la competencia en comunicación lingüística, de la competencia matemática y de las competencias básicas en ciencia y tecnología del alumnado, así como el logro de los objetivos de la etapa fijados en la Ley.

- El resultado de la evaluación final tendrá carácter informativo y orientador y no condicionará el paso del alumno a la Educación Secundaria Obligatoria.

- El resultado de la evaluación final de etapa se expresará en los siguientes niveles para cada una de las competencias: Insuficiente (IN), Suficiente (SU), Bien (BI), Notable (NT) y Sobresaliente (SB).

- Los alumnos que presenten necesidades específicas de apoyo educativo y otras condiciones personales o de historia escolar, realizarán pruebas adaptadas a sus necesidades.

- En las Comunidades Autónomas que tengan lenguas cooficiales también será objeto de evaluación la lengua cooficial y sus resultados se incluirán en la evaluación de la competencia de comunicación lingüística, en la misma proporción que la Lengua Castellana.

- Los padres, madres o tutores legales del alumnado podrán solicitar la revisión de los resultados obtenidos en la evaluación ante el organismo competente de cada administración educativa.

- El modo de aplicación y corrección de las pruebas corresponderá a profesorado funcionario del Sistema Educativo Español ajeno a los respectivos centros docentes.

- Las Administraciones educativas podrán establecer planes específicos de mejora de los centros, teniendo en cuenta la situación de partida del centro, la mejoría o empeoramiento de sus resultados, y la problemática socioeconómica del entorno.

Según los datos aportados por el Ministerio en la nota de prensa se estima que la primera convocatoria de las pruebas de evaluación de Educación Primaria será realizada por un total de 481.375 alumnos que cursan actualmente el 6º curso de Educación Primaria en casi 14.000 centros docentes, tanto los centros con financiación pública (públicos y concertados), como los privados.

Los presupuestos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para 2016 incluyen una partida de 1.451.930 euros que se destinarán a financiar la realización de estas pruebas.

Obtención del título de Graduado ESO por los titulados en Formación Profesional Básica en los cursos 2015/16 o 2016/17.

También se recoge en este Real Decreto la disposición transitoria única sobre la obtención del título de Graduado en ESO por los titulados en Formación Profesional Básica en los cursos 2015/16 o 2016/17.

Se permitirá de forma transitoria que los titulados de FP Básica de ambas promociones puedan obtener también el título de Graduado en ESO, siempre que, en la evaluación final del ciclo formativo, el equipo docente considere que han alcanzado los objetivos de la ESO y adquirido las competencias correspondientes.

En estos casos la calificación final de ESO será la calificación media obtenida en los módulos asociados a los bloques comunes previstos en el artículo 42.4 de la LOE.

Clica para acceder: Real Decreto 1058/2015,  de 20 de noviembre, por el que se regulan las pruebas de la evaluación final de Primaria

Gabinete Técnico FETE-UGT

Comentarios

Entradas populares de este blog

Listas provisionales de interinos 2020-2021 de los diferentes Cuerpos y especialidades