12 de junio: Día Mundial contra el trabajo infantil. FETE-UGT reclama medidas que garanticen una educación en equidad

Cada año, el 12 de junio, la Internacional de la Educación (IE) y las organizaciones sindicales de la enseñanza que forman parte de ella conmemoran el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Es una ocasión para poner de relieve el alcance mundial que tiene el trabajo infantil e incrementar la sensibilización sobre la situación de unos 120 millones de niños y niñas de cinco a 14 años que trabajan en todo el mundo. Para FETE-UGT, este día es una buena oportunidad para reiterar que todo niño y niña tiene derecho a una educación de calidad, pública y gratuita.

El trabajo infantil es uno de los principales obstáculos a la Educación de calidad de todos y todas, y tiene consecuencias importantes sobre el proceso educativo, dado que, en la mayoría de los casos, los niños que trabajan no asisten a la escuela con frecuencia, la abandonan de manera prematura, repiten curso y tienen un bajo rendimiento escolar y unos resultados académicos insuficientes.

La OIT hace un llamamiento a los poderes públicos para erradicar el trabajo infantil, en tres ejes: implementar una educación de calidad, libre y gratuita para todos los niños/as en edad escolar, priorizar políticas nacionales educativas eficaces y coherentes y garantizar el acceso a una educación de calidad con mayor inversión en personal docente.


La OIT alerta de que los hogares pobres y las situaciones que engendran una pérdida de ingresos de la familia, como la situación de desempleo de algún/os miembros, deficiencias en la salud, adversidades…, reducen drásticamente los ingresos de los hogares pudiendo impulsar a los niños/as a abandonar la escuela y a ponerse a trabajar para contribuir al ingreso familiar.

Según un informe de UNICEF que analiza los años 2008 a 2012, la pobreza infantil ha aumentado en España un 8,10%, lo que la sitúa en el puesto 31 de 41 países de la OCDE. Esto lleva a exigir a los poderes públicos políticas de protección social para las familias, que les permita el acceso a la educación, a la salud y a la nutrición, factores de choque contra el trabajo infantil.

Entre los instrumentos de protección social para combatir el trabajo infantil están, entre otros, los programas públicos de empleo, la protección social de la salud, las prestaciones de maternidad, la protección por desempleo…; además de los programas compensadores de desigualdades para escolares, como las becas y ayudas al estudio, la apertura de comedores escolares en tiempos de vacaciones…, elementos imprescindibles para paliar la espiral de pobreza y malnutrición infantil que viven muchos de nuestros escolares.

En tiempos de recortes educativos en los centros y en las condiciones sociolaborales del colectivo de la enseñanza, la implicación del profesorado será de nuevo clave para que el 12 de junio sea una jornada reivindicativa contra la pobreza, que lleva a que muchos niños y niñas entren en el mundo laboral para ayudar a sus familias; contra el consumo de productos que explotan el trabajo infantil; contra la vulnerabilidad de una infancia en riesgo de exclusión, etc. El sindicato valora el trabajo de los docentes que a través de una educación en valores de ciudadanía prepara al alumnado para los desafíos futuros.

FETE-UGT emplaza a los poderes públicos y a los nuevos gobiernos emanados de las urnas a aplicar medidas para combatir la pobreza infantil, protegiendo los recursos educativos, sanitarios y sociales dedicados a las familias y a los niños y niñas, e invirtiendo en equidad, elemento clave para el desarrollo de los derechos de la infancia.

Comunicado de prensa FETE-UGT Educacíón

Comentarios

Entradas populares de este blog

Listas provisionales de interinos 2020-2021 de los diferentes Cuerpos y especialidades