Informe de FETE-UGT sobre el Real Decreto 1105/2014 por el que se establece el currículo de la ESO y Bachillerato

El curso próximo la implantación de la LOMCE llegará a 1º, 3º de la ESO y 1º de Bachillerato con cambios sustanciales en el currículo y en la organización de los cursos, y afectará a la mitad del alumnado de estas etapas.

Tras la publicación del Real Decreto, son las Comunidades Autónomas las que han de hacer los desarrollos normativos correspondientes, adaptar el currículo publicado, elaborar la concreción del currículo, redefinir asignaturas, diseñar itinerarios,…, en un tiempo record y más si tenemos en cuenta que el periodo de matriculación se abre en marzo y sería lógico que los centros tuvieran su oferta educativa clara.

Un grupo de Comunidades Autónomas (Andalucía, Asturias, Canarias, Cataluña, País Vasco y Navarra) ya han denunciado la falta de tiempo para poner en marcha el Real Decreto y han pedido un aplazamiento de la LOMCE. Nuevamente la precipitación del Gobierno por implantar la ley va a generar incertidumbre en la comunidad educativa.

En los centros docentes estos cambios requieren una planificación compleja: adaptar los proyectos educativos, nuevas programaciones didácticas, infraestructuras, modificación de asignaturas, incorporación de nuevas materias, agrupamientos, cambios en las plantillas del profesorado, en las horas de docencia, en las condiciones laborales,..., que de no hacerse bien puede ocasionar un caos organizativo en los mismos.

FETE-UGT considera que, tal como sucedió con la puesta en marcha de Primaria, se aplicará sin tiempo y sin condiciones para seguir un proceso ordenado, primero desarrollar los currículos autonómicos y posteriormente adaptarlos a los centros. Supondrá reproducir los inconvenientes que se están sufriendo con la implantación de Primaria si se quiere comenzar en septiembre, tal como indica el calendario de implantación.

Pasando al contenido concreto de este Real Decreto, desde FETE-UGT se realiza una serie de observaciones al mismo.

En primer lugar, FETE-UGT considera que los currículos de ESO y Bachillerato deberían haberse regulado de forma separada al ser etapas distintas, una obligatoria y otra postobligatoria, por lo que el modo de abordarlas debería ser distinto.

El currículo se presenta por materias en orden alfabético al margen de la etapa o curso, lo que transmite una desconexión entre las asignaturas.

Tampoco están secuenciadas por cursos en el caso de las troncales de 1º,2º y 3º de ESO, lo que puede generar mayor disparidad de criterios a la hora de secuenciar los contenidos. Esto puede ocasionar problemas concretos y algunos tan elementales como el cambio de centro del alumnado.

FETE-UGT considera que los currículos de las materias de primer ciclo de la ESO, deberían secuenciarse por cursos, para evitar posibles aplicaciones dispares.

Los Anexos suponen una mera enumeración, de numerosísimos contenidos, criterios de evaluación y estándares de aprendizaje evaluables, sin conexión con el desarrollo curricular.

Llama la atención que en estos Anexos no hayan sido incluidos los objetivos que necesariamente deben constar en el currículo básico de cada asignatura, e imprescindibles para que los contenidos, los criterios de evaluación y los estándares de aprendizaje se desarrollen con coherencia.

En el Anexo II correspondiente a las materias del bloque de asignaturas específicas, desaparecen los contenidos y solo se desarrollen los criterios de evaluación y los estándares de aprendizaje evaluables.

Se puede pensar que, con la no inclusión de los contenidos de estas materias, el Ministerio pretenda fortalecer una supuesta autonomía de las administraciones educativas y de los centros a la hora de definir contenidos. Pero la realidad es que los criterios y los estándares ya están marcando los contenidos, por lo que el Ministerio está dejando poco margen para la adecuación de los mismos.

En una lectura detenida se puede observar que en numerosos casos, los criterios de evaluación tienen niveles de concreción muy similares a los de los estándares de aprendizaje, por lo que dificultan la labor del profesorado a la hora de organizar las enseñanzas.

FETE-UGT destaca el control que el Ministerio quiere hacer al establecer gran cantidad de estándares de aprendizaje evaluables y en ocasiones poco significativos, pero muy minuciosos. Estos son considerados, tal como se establece en el artículo 2.e, como especificaciones de los criterios de evaluación, concretan lo que el estudiante debe saber, comprender y saber hacer en cada asignatura; deben ser observables, medibles y evaluables; han de permitir graduar el rendimiento o logro alcanzado y su diseño debe contribuir y facilitar el diseño de pruebas estandarizadas y comparables.

Para FETE-UGT, estos estándares que ya vienen dados por la normativa, son los que van a marcar el verdadero currículo, encaminado a la superación de las pruebas externas de 4º de ESO y 2º de Bachillerato sin cuya superación el alumnado no podrá obtener el título, dejando al descubierto la obsesión del Ministerio por la evaluación y la medición.

Desde FETE-UGT preocupa que estas pruebas puedan marcar el desarrollo del proceso de aprendizaje y los contenidos que se desarrollen en los centros y que queden supeditados a la realización de dichas pruebas, dejando a un lado el desarrollo integral del alumnado.

En el artículo 2 se hace referencia al aprendizaje por competencias, pero de una forma nominal y teórica, ya que se puede observar que este tipo de aprendizaje no se ve reflejado en la normativa de una manera práctica. Los estándares de aprendizaje están vinculados con los contenidos pero sin relación con las competencias claves.

La sucesión de contenidos, criterios de evaluación y estándares dan poco margen para la integración efectiva de competencias en el currículo y mucho menos para establecer un aprendizaje por competencias, más si tenemos en cuenta que los estandares y los criterios van a marcar el proceso.

El 29 de enero se publicó la Orden ECD/65/2015, de 21 de enero, por la que se describen las relaciones entre las competencias, los contenidos y los criterios de evaluación, dejando el Ministerio, una vez más, al descubierto la desconexión existente entre el presente Real Decreto y el aprendizaje por competencias y la poca importancia que este Ministerio da a una formación integral.

En dicha Orden, se establece la necesidad de diseñar actividades de aprendizaje para la adquisición eficaz de las competencias clave por parte del alumnado y su contribución al logro de los objetivos de las etapas educativas, desde un carácter interdisciplinar y transversal y que han de estar integradas en las áreas o materias de las propuestas curriculares.

FETE-UGT considera que al regularse por separado currículo y competencias y quedar desligados, la manera de fusionarlos puede resultar farragosa y complicada, dificultando la labor docente y su puesta en práctica.

FETE-UGT opina que la regulación que está realizando el Ministerio puede generar desorden en el diseño curricular, que las administraciones educativas pueden mejorarlo, pero son los centros y los docentes quienes han de realizar la puesta en marcha y en un periodo de tiempo insuficiente. Se han de enfrentar a un cambio del currículo sin una consulta previa y sin un periodo de reflexión sobre las verdaderas necesidades de estas etapas educativas.

Desde el sindicato lamentamos que una vez más no se tengan en cuenta que las modificaciones curriculares traerán cambios de organización de los centros, en la metodología, herramientas didácticas a utilizar, impacto en las condiciones laborales del profesorado… y todo ello, sin contar con los docentes, que son los que conocer mejor la realidad de los centros y los que en definitiva han de llevar a cabo los cambios de la normativa educativa.

Clica para acceder a nuestro Informe sobre el Real Decreto 1105/2014, de 26 de diciembre, por el que se establece el currículo básico de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato

FETE-UGT

Comentarios

Entradas populares de este blog

Solicitud para listas de docentes interinos Ceuta Curso 2020-2021