FETE-UGT exige al gobierno verdaderas medidas de apoyo que permitan al profesorado atender a su alumnado

FETE-UGT, ante lo anunciado el día 17 de febrero por el ministro Wert en la Conferencia General de Política Universitaria sobre el programa piloto de becas de formación de egresados universitarios, manifiesta su indignación por considerar que el Gobierno va más allá de la reforma laboral y educativa al intentar introducir  en las plantillas de los centros  egresados universitarios becados para la realización de actividades de apoyo y refuerzo en centros de Primaria de especiales dificultades.

Observamos atónitos las medidas cada día más regresivas e ilógicas del Gobierno popular. Empezaron recortando profesorado, salarios, programas de compensatoria, becas y ayudas al estudio…, y nos imponen una ley innecesaria. Ahora, nos sorprende con otra ocurrencia. Para “propiciar la mejora de los resultados de los alumnos de centros docentes con especiales dificultades, y ofrecerles soluciones a los diferentes problemas”, quieren introducir becarios (contratos en precario) que no tienen la formación necesaria para atender al alumnado con especiales dificultades.

FETE-UGT apoya un sistema de becas que complete la formación de egresados universitarios que permita enriquecer su experiencia para el empleo.

No se puede entender que desaparezcan los programas de educación compensatoria y el profesorado cualificado para impartirla en la casi totalidad de los centros y pretender maquillar resultados con parches, dejando además a las CCAA la selección de los centros a los que se les va aplicar esta medida.

FETE-UGT considera que para atajar los verdaderos problemas de fracaso y abandono escolar es necesario, desde el primer momento que se detecta y/o diagnostica, una atención especializada, con adaptaciones curriculares, metodología específica y planificada en los proyectos educativos de los centros.

Para que el proceso de aprendizaje de este tipo de alumnado se realice de forma óptima, los centros han de contar con los recursos humanos y materiales adecuados a las características de los mismos y tener profesionales especializados.

Comunicado de prensa FETE-UGT


Educación plantea contratar becarios para suplir la falta de profesores 

En un contexto de pérdida continua de profesores durante los últimos años, el Ministerio de Educación planea invertir 22 millones de euros en contratar a unos 2.000 becarios. El departamento que dirige José Ignacio Wert anunció ayer que facilitará prácticas para recién egresados "para realizar actividades de apoyo a la enseñanza en centros con especiales dificultades". Los sindicatos y  algún experto alzaron el grito al cielo: "Es una ocurrencia para sustituir al profesorado por trabajadores a bajo coste", explican desde CCOO.

Tras reunirse con las Comunidades Autónomas –que tienen las competencias en educación– fuentes del Ministerio anunciaron el programa. "Se trata de un programa piloto de becas de formación de egresados universitarios [con muy buen expediente académico]. El programa tiene como objetivo fundamental propiciar la mejora de los resultados de los alumnos de centros docentes con especiales dificultades, y ofrecerles soluciones a los diferentes problemas que se plantean", reza la nota de Educación.

"No podemos llenar el sistema de precariedad", explica Nicolás Fernández, presidente de Anpe. "La idea, ayudar a los alumnos con necesidades, puede ser loable, pero no realizada por becarios, sobre todo cuando hay muchos especialistas que han perdido su puesto", añade. "Llevamos tiempo planteando que no se pueden suplir las deficiencias con el profesorado en los centros con contratos en precario o voluntarismos", lamenta Carlos López, secretario general de FETE-UGT. "Ahora se dan cuenta de que  rebajar en un 90% la partida de educación compensatoria [lo que ha ocurrido en los Presupuestos de 2015] genera problemas educativos y lo quieren suplir con parches", añade.

Los profesores que necesitan más formación

En los últimos cursos, el sistema educativo ha perdido entre 20.000 y 30.000 profesores, según los diferentes cálculos, por la práctica desaparición de la tasa de reposición de funcionarios (estuvo varios años al 10%, éste ha subido al 50% y se están empezando a convocar oposiciones de nuevo). Esta pérdida de docentes se ha cebado sobre todo con los apoyos a los alumnos con más dificultades, según explica Augusto Serrano, de STES-i, que antes por ejemplo podían salir de clase en ciertas asignaturas más complicadas para recibir una atención más personalizada. La falta de personal lo impide ahora.

Los futuros becarios tendrán que ser recién licenciados del ámbito de la educación, y de otras ramas de ciencias y ciencias sociales y tener un expediente académico con una nota media igual o superior al 8,5 para los maestros y un 8 para el resto. Su labor será apoyar "la enseñanza en horario escolar y extraescolar para centros sostenidos con fondos públicos con especiales dificultades, mediante atención especializada (adaptaciones curriculares, diseño e implantación de metodología específica, y otras medidas adecuadas a las necesidades del alumnado) a los siguientes grupos de alumnado de Educación Primaria: grupos de Educación Primaria con alumnado con necesidad específica de apoyo educativo, grupos de Educación Primaria con baja tasa de idoneidad, grupos de Educación Primaria cuyo alumnado promocione con áreas suspensas, grupos de Educación Primaria con tasas de absentismo superior a la media nacional".

Cobrarán unos 1.000 euros al mes. "Entre 400 o 500 euros menos que un interino", señalan desde STES.

Además, son precisamente estos alumnos los que necesitan un profesorado más formado, con más práctica, recuerda Serrano. "Hay que contratar profesores de apoyo, nada de becarios. La enseñanza necesita profesionales con más formación", sostiene.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Listas provisionales de interinos 2020-2021 de los diferentes Cuerpos y especialidades