Para FETE-UGT, los Presupuestos Generales del Estado de 2015 no son los de la recuperación

Las decisiones que está adoptando el Gobierno y que obliga a cumplir a las Comunidades Autónomas de recortar el gasto social, con la excusa de equilibrar las cuentas del Estado están imponiendo una agresiva política de recortes al estado de bienestar y de forma particular a la Educación.

Estos recortes traen como consecuencia el deterioro de las condiciones de trabajo, la pérdida del poder adquisitivo, la destrucción de empleo público y la pérdida de derechos adquiridos provocando el empobrecimiento de la población y una mayor desigualdad y exclusión social.

El Estado de Bienestar tiene su base en la existencia de unos servicios públicos de calidad, universales, accesibles y que respondan con eficacia a las necesidades de las personas, sobre la base del principio de igualdad. Asimismo todos los expertos coinciden que el gasto en Educación es la mejor inversión posible para el futuro de los pueblos.

Para FETE-UGT estos Presupuestos no son los del crecimiento. Sí es cierto que en Educación han experimentado un incremento en programas tan importantes como el de Secundaria, Formación Profesional y EEOO de Idiomas y el de Otras enseñanzas y actividades educativas, pero en su conjunto estos Presupuestos siguen siendo insuficientes. Los recortes actuales junto con los sufridos anteriormente, han sido tan grandes y han desaparecido tantas acciones educativas, que han supuesto un retroceso histórico, empeorando los servicios y las condiciones de trabajo del profesorado, que se traducen entre otras en:

- Reducciones y congelación salarial

- Aumento de la jornada laboral

- Aumento de ratios

- Recortes en otras prestaciones como los complementos en situación de baja por enfermedad

- Disminución de grupos de alumnos

- Desaparición de los diversos programas de ayuda y refuerzo del alumnado

- Desaparición de la jubilación anticipada

- Recorte de las plantillas de los centros

- Congelación de ofertas de empleo público docente

- Reducción grave de las partidas para gastos de funcionamiento de los centros educativos y las destinadas a infraestructuras y equipamiento.

Los efectos de estos recortes, tanto sobre las condiciones laborales del profesorado que representamos, como sobre el sistema educativo público, están siendo muy graves.

Siguiendo las directrices de la Unión Europea y de la Internacional de la Educación que recomiendan dejar la Educación al margen de los ajustes presupuestarios, reclamamos a los Gobiernos priorizar la educación como inversión de futuro, ya que garantiza la cohesión social y la igualdad de oportunidades para toda la ciudadanía.

Se observa que los objetivos educativos que se quieren alcanzar con estos Presupuestos inciden claramente en los planteados en la LOMCE. En la Memoria se alaba el enorme esfuerzo realizado en las últimas décadas para conseguir la universalización de la educación en nuestro país, “un objetivo que ha requerido una elevada inversión en infraestructuras y profesorado”, (objetivo cumplido), pero desde FETE-UGT entendemos que esa universalización de la enseñanza debe mantenerse en las mejores condiciones de calidad y el esfuerzo ha de ser continuado.

El Ministerio de Educación al hablar de sistemas educativos más avanzados y de sus objetivos destaca que “prestan más atención a la diversidad de talentos del alumnado, ofrecen una atención más individualizada y trayectorias más flexibles, incrementan el nivel de exigencia e incentivar el esfuerzo mediante la realización de evaluaciones a nivel nacional; también cuentan con un profesorado mejor formado y dotan a los centros de mayor autonomía para poder especializarse y generar de esta forma una oferta más plural, que permita a las familias una mayor libertad de elección”. Asimismo afirma que el principal problema del modelo educativo actual es que se mantiene una cierta rigidez y uniformidad y que la LOMCE va a adoptar medidas para mejorar.

En contraposición a lo expuesto por el Ministerio recogido en los párrafos anteriores, FETE-UGT viene reclamando la retirada de la LOMCE, porque las medidas planteadas en ella van a provocar una transformación de un sistema parcialmente comprensivo en otro selectivo y segregador. No resolverá ninguno de los problemas reales que tiene la Educación en nuestro país y generará la pérdida de conquistas educativas, tales como la igualdad de oportunidades en la escolarización obligatoria y la cohesión social. Muchos de los cambios que pretende introducir la nueva ley van dirigidos a entender la calidad educativa exclusivamente por sus resultados.

FETE-UGT rechaza estas medidas de deterioro de la escuela pública y sugiere al Gobierno que reflexione sobre las medidas tomadas. Defendemos una Educación de calidad para todo el alumnado y reivindicamos mejoras sociolaborales y retributivas para todo el profesorado.

FETE-UGT es consciente de la situación económica actual de nuestro país y de la necesidad de hacer un uso eficiente del dinero público, pero la inversión en educación debe ser considerada como una inversión para el futuro y ha de situarnos en el ámbito internacional educativo que nos corresponde.

 FETE-Enseñanza

Comentarios

Entradas populares de este blog

Listas provisionales de interinos 2020-2021 de los diferentes Cuerpos y especialidades