FETE-UGT condena el atentado contra una escuela pakistaní

Una vez más el extremismo radical, con el pretexto de aplicar la sharía (literalmente, camino a la paz) o ley islámica, siembra el terror en un colegio, tal y como sucediera en el caso de la actual Nobel de la Paz, Malala Yousafzai o con las niñas secuestradas en Nigeria, cuyo paradero aun se desconoce.

Estos son tan sólo dos ejemplos notoriamente públicos por su alta repercusión internacional pero forman parte del modus operandi de los talibanes, que reflejan su miedo al conocimiento y a la educación, atentando contra quienes lo imparten y lo reciben, cuestión que se vuelve especialmente cruenta con las niñas. En palabras de la propia Malala "Tomemos los libros y las plumas porque son nuestras armas más poderosas. Un libro y una pluma pueden cambiar el mundo"(…) "los extremistas siguen teniendo miedo a los libros".

Desde FETE-UGT solicitamos al Gobierno y a otros organismos nacionales a que insten a la comunidad internacional a adoptar medidas eficaces contra el terror indiscriminado, porque desde nuestra organización, que lucha desde sus orígenes por una educación pública de calidad para todos y todas, consideramos inadmisible que se arrebate el derecho a enseñar y a educar y vemos con preocupación como nuestra reivindicación representa todo un logro para aquellos que ni tan siquiera tienen acceso a ella, para los que no cuentan con este derecho y para los que este derecho tiene un precio impagable: la vida.

Nuestra organización seguirá luchando porque la educación sea un derecho real y efectivo para todos y todas.

Comunicado de prensa de FETE-UGT, 17 de diciembre de 2014

Comentarios