Congelación salarial, devengo de la paga extra, tasa de reposición: electoralismo de saldo

En el Consejo de Ministros celebrado hoy, viernes 26 de septiembre, el Gobierno ha aprobado el Anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado, donde aparece la devolución del 25% de la paga extraordinaria de diciembre suprimida en 2012 y el aumento de la tasa de reposición para el próximo año en un 50%.

Por quinto año consecutivo, con la Negociación Colectiva rota desde 2010, el Gobierno saca adelante de forma unilateral sus decisiones y, por quinta vez, congela el salario a los funcionarios. Para FETE-UGT, este hecho supone el aumento de más de un 30% de la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores de la enseñanza, poniendo de manifiesto que no cree en la recuperación económica.

La tasa de reposición pasa del 10% a un 50%: aunque no dejamos de alegrarnos por los opositores que aspiran a una plaza docente, lo cierto es que resulta incalificable que, en menos de 24 horas, sin que previamente dejara margen alguno a la negociación y cuando incluso los medios de comunicación se habían hecho eco del dato al término de la reunión de la Mesa de la Función Pública, celebrada ayer por la tarde, de que solo se elevaría dicha tasa a un 20%, Hacienda haya cambiado de opinión sin previo aviso tras el Consejo de Ministros de hoy, cosa habitual en un Gobierno que desprecia a todos y a todas con su mayoría absoluta y antepone, por encima de todo, obtener réditos electorales. Aún así, ese 50% final sigue sin dar respuesta a las necesidades de plantillas de los centros escolares, además de no contrarrestar la pérdida de más de 60.000 puestos de trabajo en la enseñanza en los últimos cuatro años... algo que solo puede solucionarse con el 100% de la tasa de reposición.

Del mismo modo, la anunciada devolución de parte de la paga extraordinaria es otra forma de vender humo, de poner en marcha prácticas propias de trileros en lugar de gobernantes serios. Hacienda, con el ministro Montoro a la cabeza, ha confirmado su intención de devolver a los empleados públicos el 25% de la paga extra de Navidad hurtada en 2012, como un gesto magnánimo. Esta forma descarada de intentar comprar votos en un año electoral como es 2015 resulta sencillamente intolerable. Insultan nuestra inteligencia: si pretenden que agradezcamos este gesto, se equivocan. No tenemos que agradecer nada: ese 25% de la paga extra que nos devolverán probablemente a comienzos del próximo año es el resultado de los 44 días de devengo que los tribunales están obligando a devolver tras las sentencias favorales de Tribunales de toda España a lo largo de 2013 y 2014. Tanto el Supremo como la Audiencia Nacional han planteado cuestiones de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, pues consideran que pudo haberse vulnerado el principio de irretroactividad de las leyes. ¡Era nuestro derecho percibir la parte devengada entre el 1 de junio y el 14 de julio de 2012... pues el decretazo entró en vigor el 15 de julio de ese año! Esto solo es un patético disfraz, puro maquillaje electoralista de saldo: nada nos devuelven de la paga extraordinaria que nos suprimieron, sino aquello que nos quitaron de forma ilegal.

¡Nada hemos podido negociar los sindicatos: no nos han dejado! Desde FETE-UGT, y pese al rodillo absolutista de este Gobierno, seguiremos luchando en la medida de nuestras posibilidades.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Listas provisionales de interinos 2020-2021 de los diferentes Cuerpos y especialidades