...Y entonces llegó Wert a Ceuta y se dio una wertecita

Días antes de que el pasado 26 de junio el Ministro del MECD, José Ignacio Wert, aterrizara en Ceuta, pudimos asistir a una campaña propagandística convenientemente orquestada donde, rebasado el ecuador de su labor al frente del Ministerio, se vendía su visita para reforzar la educación en nuestra ciudad.

FETE-UGT Ceuta no podía dejar pasar por alto tan honorable y crucial visita, que marcará un antes y un después en materia de Educación en nuestra ciudad, pues todos y todas conocemos de sobra:

a) Su disposición para el diálogo y para llegar al consenso: ahí está su LOMCE, aprobada en la soledad de la mayoría absoluta de su Gobierno, obviando las firmas recogidas a lo largo y ancho del país para detenerla y lograr con ello una ley educativa más equitativa, no sexista, segregadora, mercantilista y que tuviera en cuenta la atención a la diversidad, entre otros muchos aspectos; o el millar de firmas del profesorado ceutí apoyando el escrito que le enviaron veinticinco directores de las que no sabe ni contesta.

b) Su capacidad de comprensión y empatía con el profesorado (tal y como demuestra la inmensa confianza que deposita en él, fiscalizando su labor continuamente y enriqueciendo la calidad de su dedicación al alumnado con una generosa sobrecarga burocrática) y con el alumnado (aumentando la ratio hasta la treintena de alumnos por aula y despachando la compleja realidad educativa de nuestra ciudad poniendo el acento únicamente en el "déficit lingüístico" de niños y niñas).

Pese a lo expresado anteriormente, lo cierto es que el Ministro Wert, contagiado por el espectacular acontecimiento que ha supuesto su breve estancia en Ceuta, tras firmar el Convenio MECD-Ciudad que en nada variaba las condiciones de años anteriores (y más concretamente, la aportación de su Ministerio al mismo); visitar las obras de las nueve aulas de Educación Infantil en la antigua Biblioteca pública que supuesta y difícilmente estarán operativas para el próximo curso, y las de la antigua Facultad de Humanidades donde iba a trasladarse el IES Puertas del Campo pero finalmente parece que no será así (como siempre ha ocurrido con el actual equipo, improvisando sobre la marcha); o prometer (como hicieron otros antecesores suyos en el cargo) financiación para la construcción de nuevos centros educativos, olvidó reunirse con los sindicatos, con la FAMPA y con los estudiantes universitarios para conocer, de primera mano, la realidad educativa de Ceuta, desatendida por su equipo ministerial (o, en el mejor de los casos, teledirigida a ciegas, caprichosa e improvisadamente desde Madrid) y sin visos de mejorar su situación sino, más bien, de ahondar en su empeoramiento.

Por ello, junto al resto de sindicatos, estudiantes, profesores y fuerzas políticas, FETE-UGT quiso darle la bienvenida de forma espontánea "a la capital del fracaso escolar", tal y como expresaba una de las pancartas exhibidas en los dos actos de su apretada agenda en que estuvimos presentes: sus visitas a la nueva Biblioteca de Ceuta y al Campus Universitario. Había que agradecer al Ministro su impresionante labor al frente del MECD, en general, y su titánica e histórica gestión en los centros escolares ceutíes, en particular. Así lo hizo nuestra Secretaria de Organización de FETE Ceuta, Trini Megías, que burló el cordón policial, se introdujo dentro de la Biblioteca y plantó varias banderillas al toro bravo Wert, dejándole claro, cara a cara, el estado tan lamentable en que se encuentra la Educación en Ceuta, sobre todo desde que él y su Gobierno está al frente del Ministerio: unas banderillas donde más dolían, bofetadas de realidad en mitad de una visita que tenía como prioridad la misión propagandística del Ministro en lugar de tratar de solucionar los problemas que a la comunidad educativa atañen. Ello no impidió que la Policía tomara sus datos y que su acción provocara una mezcla de sorpresa y estupefacción en el equipo que lo acompañaba. Mientras, fuera, los presentes continuaban creando un ambiente reivindicativo, pero festivo.

FETE-UGT, José Ignacio Wert

En el Campus, además de pedir su dimisión, clamar contra la LOMCE, la situación de la Universidad o la errática e injusta gestión de las becas que profundiza en las desigualdades sociales, se corearon varias consignas que no creíamos tener que volver a escuchar en pleno siglo XXI: "El hijo del obrero, a la Universidad".

José Ignacio Wert, FETE-UGT

Todo el tiempo que el Ministro permaneció en el interior del Campus, se caracterizó por una explosión reivindicativa contra el regreso al pasado al que quiere abocar a quienes conformarán el futuro, aquellos y aquellas a los que él y su Ministerio no hacen más que poner trabas.

José Ignacio Wert, FETE-UGT Ceuta

Por supuesto, no podía faltar nuestra histórica pancarta, cuyo mensaje no solo conserva tristemente su vigencia sino que se confirma y recrudece curso tras curso .

José Ignacio Wert, FETE-UGT Ceuta

En ningún momento, pese a que todos y todas le invitábamos a ello, José Ignacio Wert quiso dar la cara. Es más: todos aquellos y aquellas que aguardábamos su salida del Campus para despedirlo como se merece por una visita tan trascendental y por una magnífica gestión que, incluso, ha recibido varias llamadas de atención (para mal) por parte de Europa, recibimos su plantón. El Ministro que siempre ha alardeado de crecerse como un toro bravo ante las críticas, las reivindicaciones y desplantes que se le hacen, se agazapó en su coche oficial -convenientemente situado en el mismísimo recibidor del edificio del Campus- y partió rumbo al helipuerto, evitando el paseíllo ante el público que lo esperaba en el exterior.

José Ignacio Wert, FETE-UGT Ceuta

Así concluyó la wertecita que Wert se dio por esa Ceuta que afirma preocuparle tanto, tanto... que no se ha molestado siquiera en resucitar durante el tiempo que lleva ocupando su cartera, el Grupo de Trabajo que defenestró para atajar entre todos y todas los numerosos frentes que tiene abierta aquí la Educación.

Comentarios